Páginas vistas en total

lunes, 4 de octubre de 2010

VIVIMOS PARA CUMPLIR NUESTROS SUEÑOS


La vida y el sueño, dos elementos nacidos a la par, gemelos, pues desde que adquirimos el don de la vida también adquirimos el don del sueño, la cuestión es ¿y todo eso para qué? La vida es dura, muy dura y cruel, a la vez que injusta, pero tiene un encanto que suaviza tan cruenta situación y evita el alto indice de suicidios, ese encanto es el sueño, pero el sueño de la vigilia y el sueño de la nocturnidad, ambos son nuestro momento de reflexión, nos permiten detenernos y pensar, los sueños nos aportan las metas a alcanzar en una vida que puede llegar a ser monótona y rutinaria. El sueño ha de verse cumplido antes de vernos en polvo convertidos, ¿¿pues que es una vida?? una oportunidad para jugar tu partida, en tu mano está jugar o mirar, los sueños nunca deben ser evasión sino aspiración, evadirse de la realidad jamás nos va a ayudar, pero tener aspiraciones, metas, dará a la existencia un sentido y una belleza, de ahí que tanto el sueño como la vida vengan juntas de la mano desde que somos seres humanos, pues uno es el dulce y el otro el amargo, en nosotros está el lograr la combinación perfecta de tan dispares sabores para que nuestro paladar de la experiencia se vuelva rico y festivo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario