Páginas vistas en total

lunes, 4 de octubre de 2010

UNA OPINIÓN PERSONAL


Hagamos una revisión a la cartelera de los últimos..... pongamos tres o cuatro años, y ¿qué podemos observar?, que todos los años hay una o varias secuelas, precuelas, remakes...... ¿Qué pasa? ¿Se ha acabado la imaginación? o es que por el contrario los empresarios de la industria del cine han olvidado que el cinema es un arte, el mayor arte por juntar el resto de habilidades artísticas (teatro, música, pintura, baile....) tratar las películas como si se estuvieran creando coches en serie es un insulto para aquellos que amamos el cine y no deberíamos poderlo consentir, el pagar entradas de cinco euros para ver algo mil veces repetido sin ningun factor novedoso, sin ninguna curiosidad que aportar, sin ningún dilema humano sobre el que nos hagan cuestionarnos..... ¿dónde ha quedado el valor del cine? El cine es un arte que llega a un amplio número de público, es el arte con mayor público por su facilidad de acceso, por ello debería ser tratado con más respeto, cuidar aquello que se proyecta, aquello que se rueda, es un deber moral, el hecho de ser visto por tantos ojos actos tan poco cultivados provoca que las generaciones futuras sean seres sin ideas propias, prototipos, gente creada en serie. El cine abre la mente si se les deja hablar a los artistas, pero claro eso es peligroso y muy arriesgado, porqué probar cosas nuevas y dar el grito en el cielo contra las injusticias y los engaños cuando se pueden llevar millones y millones de dólares enseñando los pectorales de cuatro hombretones pegándose tiros de acá para allá. ¿Dónde ha quedado el estilo del buen cine? ahora las actrices carecen del autentico contoneo que caracterizara a las más divas de los años 30 y 40; los actores han perdido el porte, les basta con plantarse una camisa desabrochada y cuanto más excéntrica mejor, han perdido la elegancia y esas pérdidas llegan hasta los estudios de cine, y entonces es cuando se crea cine de videojuegos, ahroa el ver una película ha perdido su sentido, los actores solo necesitan tener una cara bonita, no necesitan saber moverse ni hablar, mientras sepan sonreír y disparar un gatillo para qué más.¿¿ Dónde están en los guiones aquellas frases que terminan haciéndose míticas e inmortales?? Ahora el guión se llena de palabras mal sonantes y cuanto más vulgares más gracia le hará al público. Un público poco a poco forjado en hierro y carente de sentimientos ansioso por ver explosiones y sangre a rebosar.
El cine ha dejado de tener su relación con la filosofía de la vida, los artistas ya no son gente curiosa y autodidacta, ahora son niños de papá y mamá que quieren probar en eso del arte del que tanto han oído hablar, desbancando así a los auténticos valores del mundo artístico, aquellos que realmente tienen algo que decir, aquellos que ansían tener un medio para poner a cada cual en su sitio y abrir los ojos al resto del mundo. El cine es un intercambio de ideas y puntos de vista, pero que se ha convertido en un único punto de vista....... el comercial, y lo comercial es lo violento, y lo violento es lo carente de pensamiento. Una o dos películas de éstas características no es criticable y en ningún momento de mi escrito tuve intención de atacar a aquellos que gustan de dichos films, mi ira se centra en la falta de criterio artístico por parte de los jefes de la industria, en la asquerosa influencia del dinero sobre aquellos que deberían ser los más ajenos a él. Un auténtico artista no busca la recompensa económica, sino el aplauso de un público y el haber aportado su granito de arena para poder cambiar el mundo. El cine independiente volverá a resurgir de sus cenizas y atraerá la atención del público como ya hicieron en sus tiempo La Nouvelle Vague, o la escuela británica, así como muchos otros movimientos cinematográficos que demostraron que con ingenio, talento y entusiasmo se consiguen muchas más cosas que con un maletín lleno de millones.
Por ello, y por mucho más que prefiero callar en temor de herir alguna sensibilidad, promuevo a todo aquel que esté cansado de ver siempre lo mismo a obligar a los productores a invertir en nuevas aportaciones y no en copias de copias de copias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario